Cómo evitar ataques a las listas SQL

Verificar los datos, evitar la exposición de la información y utilizar herramientas de análisis automatizado son algunas se las medidas que han de tomar las empresas para evitar el acceso a la información de sus bases de datos.

La ciberseguridad es una prioridad y cualquier vulnerabilidad puede facilitar el acceso a los sistemas y el robo de datos.

La infraestructura web de las empresas no solo sirve para alojar páginas web, también es utilizada para ofrecer servicios e información a los usuarios y clientes. Los ciberdelincuentes conocen perfectamente estas cualidades y saben que si acceden a esos datos pueden conseguir beneficios económicos, bien extorsionando a la empresa o bien vendiendo esa información a terceros. Uno de los ataques más empleados para acceder a estas bases de datos aprovechando vulnerabilidades comunes en aplicaciones web son los de inyección SQL.

SQL (Structured Query Language) es un lenguaje de programación diseñado para gestionar y administrar la información de bases de datos relacionales. A través de él se generan, por ejemplo, consultas para obtener la información de las páginas web a través de formularios.

Si estos formularios no se encuentran correctamente configurados y no validan bien las consultas, podrían permitir inyectar comandos SQL directamente en la base de datos y, como consecuencia, los atacantes pueden extraer la información que contienen. 

Mecanismos para evitar los ataques

Para evitar este tipo de ataques, el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE) menciona los siguientes mecanismos:

Escapar los comandos. Consiste en evitar que el formulario procese ciertos caracteres o códigos específicos de la sintaxis del lenguaje SQL. En otras palabras, se aplica un filtro sobre los campos del formulario y este evita que los caracteres o palabras no permitidos puedan llegar a la base de datos en forma de consulta.

Verificar los datos. Con esta técnica se busca comprobar que los datos que solicitan los usuarios concuerdan con lo esperado. Por ejemplo, si un usuario a través de una consulta solicita una dirección de correo, la verificación debe comprobar que el tipo de dato que se le va a proporcionar es el esperado por una dirección de correo y no otro tipo de dato, como pudieran ser el número de teléfono o la contraseña.

Evitar la exposición. En muchas ocasiones el problema se basa en dejar accesibles a Internet bases de datos de carácter interno. Este tipo de descuidos puede permitir a los ciberdelincuentes acceder a información crítica de la empresa. Es aconsejable dejar estas bases de datos aisladas en la red interna de la empresa.

Uso de herramientas de análisis. Existen herramientas de análisis automatizado que permiten comprobar la seguridad de los formularios que tenemos en la página web, de tal modo que faciliten en gran medida encontrar posibles fallos de seguridad para poder subsanarlos.

Actualmente, la ciberseguridad es una prioridad y todas estas vulnerabilidades suponen un riesgo que, aprovechado por los ciberdelincuentes, puede tener un impacto negativo: el acceso a sus sistemas y el robo de datos. Para prevenir estos riesgos y detectarlos, las compañías han de incluir en sus estrategias un plan de ciberseguridad que contemple el uso de soluciones adaptadas a sus requerimientos y necesidades.

Plataformas y servicios como los integrados en Cloud & Cibersecurity by aggity blindan los sistemas de las compañías para garantizar la privacidad de la información y la protección de sus datos, asegurando así mismo la seguridad y la continuidad del negocio.

Relacionados

Entradas Recientes