5 ejemplos de aplicación de IA en RRHH

IA_RRHH

Mejora del rendimiento de los empleados, procesos de selección más certeros o estrategias de retención de talento son algunos ejemplos de cómo la IA puede ayudar a los departamentos de RRHH.

Las aplicaciones de la inteligencia artificial en el ámbito de los recursos humanos son diversas y se requiere de profesionales con los perfiles adecuados.

La inteligencia artificial es la habilidad que tienen las máquinas para responder de una manera similar a la que lo haría un ser humano. Para ello necesitan apoyarse en la tecnología y desarrollar un aprendizaje que les permita contar con unas referencias (patrones) para resolver problemas y adaptarse a diferentes situaciones.

Ese aprendizaje lo obtienen a través de la recopilación de grandes cantidades de datos, su procesamiento y análisis. A partir de ello, se generan los algoritmos que guían los ‘comportamientos’ de esas máquinas y que les permiten trabajar de manera autónoma.

Las aplicaciones de la inteligencia artificial en el ámbito de los recursos humanos son diversas. Para llevarlas a cabo, desde Deusto Formación señalan la necesidad de contar con perfiles profesionales con nuevas competencias relacionadas con el aprendizaje de los sistemas informáticos, con sistemas predictivos y con la gestión de algoritmos. De hecho, uno de los más demandados son los científicos de los datos.

Entre los ejemplos de aplicación de la IA en RRHH, señalamos cinco con un potencial importante:

  1. Mejorar el rendimiento. La inteligencia artificial resulta muy útil en cualquier departamento de la empresa en el que se trabaje con datos y las decisiones se basen en análisis objetivos. Gracias a su aplicación es posible organizar mejor el trabajo en función del rendimiento de la fuerza laboral.
  2. Analizar el absentismo laboral. Gracias al análisis de la información relativa a las ausencias de los trabajadores es posible predecir cuándo es más habitual que se produzca el absentismo laboral para, por una parte, paliar sus efectos y, por otra parte, desarrollar y poner en marcha un plan de mejora.
  3. Procesos de reclutamiento y selección de la empresa. La inteligencia artificial puede aplicarse a la detección en las pruebas de selección de los candidatos que cumplen los requerimientos fijados y cuyo desempeño en la organización resulte potencialmente mayor. Se basa en patrones prestablecidos y en el comportamiento de los candidatos durante las pruebas, rebajando el peso del currículum de la persona.
  4. Retención del talento. Es también cuestión de algoritmos la determinación de los patrones que tienen los equipos de alto rendimiento, quienes son los profesionales con mayor capacidad de liderazgo o qué empleados tienen mayor riesgo de abandonar la organización.
  5. Diseñar planes de formación. Capacitar a los empleados con nuevas habilidades es esencial tanto para su propio desarrollo como para el de la compañía. Conocer con qué periodicidad se realizan las acciones de formación y cuáles son sus resultados ayuda a realizar una planificación acorde a las necesidades de la empresa y que sea también un incentivo.

Para llevar a cabo cualquiera de estas acciones, la empresa ha de contar con datos concretos, medibles y tener en cuenta solo aquellos que verdaderamente son relevantes. Una solución BesTalent IA by aggity es un fundamental para que los profesionales de recursos humanos desempeñen su labor de forma más eficiente inteligente en base al mejor seguimiento y análisis de la información disponible. Mediante técnicas de inteligencia artificial es posible unificar toda la información valiosa para obtener métricas homogéneas en las que basar decisiones y acciones, de forma que sean las más adecuadas, tanto para los empleados como para la empresa.

Relacionados

Entradas Recientes

marketing_post_pandemia