Marketing turístico en la época del COVID-19

marketing turístico

Las preferencias y prioridades de los turistas han cambiado en estos meses. La búsqueda de destinos y lugares seguros condicionarán en gran medida sus decisiones a la hora de elegir un viaje.

Los datos y el uso de técnicas de inteligencia artificial permiten a las marcas extraer información útil de todas las interacciones digitales de sus clientes.

El sector turístico es uno de los que más está sufriendo a causa de la pandemia y uno de los que podría tardar más en recuperarse. Afortunadamente, los avances en la vacunación en nuestro país, y en otros lugares del mundo, hacen vislumbrar el principio del fin de la crisis que se lleva arrastrando desde hace más de un año. Sin embargo, la vuelta a la actividad no será en un escenario igual al de antes.

Las preferencias y prioridades de los turistas han cambiado en estos meses. La búsqueda de destinos y lugares seguros condicionarán en gran medida sus decisiones a la hora de elegir un viaje, así como la recepción de ofertas verdaderamente personalizadas. Los profesionales del marketing han de adaptarse a un nuevo contexto para satisfacer los deseos de sus clientes.

Los datos se convierten así en su mejor aliado y el aumento de las interacciones digitales les proporciona más oportunidades que nunca para incrementar las ventas. Ya antes de la pandemia se estaban vislumbrando todas estas posibilidades. Un estudio realizado por Google descubrió que una usuaria que buscaba información sobre un vuelo para su próximo viaje interactuó con más de 500 puntos digitales de contacto.

Su búsqueda de información sobre diversos temas –desde “vuelos baratos a Dublín desde Washington” hasta “cómo sacar la tarjeta de embarque online”–, indicaba una gran variedad de actividades y, por lo tanto, una intención muy amplia. ¿Cómo puede un profesional del marketing enfrentarse a comportamientos tan dinámicos?

La importancia del dato “vacacional”

Los datos y el uso de técnicas de inteligencia artificial permiten a las marcas extraer información útil de todas esa interacciones. No solo para trabajar de manera más eficaz, también para obtener resultados comerciales medibles a través de sus acciones. Los expertos en marketing deberían plantearse tres cuestiones: ¿He unificado las fuentes de datos? ¿Estoy midiendo aquello que es importante para la empresa? ¿De qué manera puedo automatizar los procesos?

La cantidad  de datos que maneja el sector turístico es poco habitual en cualquier otro ámbito. La mayoría de las acciones quedan registradas y esto incluye información como la edad del cliente, el tipo de alojamiento, sus preferencias en los servicios solicitados o cuántos viajes de negocio realiza al año. Unificar todos estos puntos de contacto ayuda a crear un perfil más específico y facilita el envío de mensajes personalizados.

Por otra parte es importante tener una perspectiva diversificada cuando se plantea una estrategia de marketing. Lo que hoy puede ayudar a captar clientes puede que no sirva más adelante, sobre todo en el entorno cambiante y de incertidumbre en el que nos encontramos ahora. De ahí que sea importante medir aquellos indicadores que contribuyan al crecimiento comercial y no tanto al incremento de las ventas.

Una vez determinadas ambas cuestiones, los datos y los objetivos que son importantes para la empresa, es fundamental una herramienta como RedPoint by aggity, que se encargue de automatizar todos los procesos haciendo uso de inteligencia artificial y machine learning. Esta solución facilita la comunicación omnicanal de las entidades con sus clientes. Unifica todas las fuentes de datos, facilita las comunicaciones personalizadas y la puesta en marcha de campañas en tiempo real, maximizando así la conversión de las acciones.

Relacionados

Entradas Recientes

marketing_post_pandemia