El retail del futuro y perspectivas del sector

Uno de los sectores que más cambios está experimentando en los últimos tiempos es el retail. Al contrario de lo que ocurre con otras áreas de actividad, que aprovecharon la pandemia para impulsar su digitalización, el retail lleva transformándose desde hace mucho tiempo.

El retail del futuro no se parecerá en prácticamente nada a lo que conocemos actualmente, ni en las tiendas ni en el mundo digital.

La transformación del retail no se refiere exclusivamente al entorno digital. También el entorno físico ha experimentado notables cambios y podemos ver cómo han aparecido conceptos como el flag ship store, para referirse a la tienda insignia de una firma o el visual merchandising con el que atraer a los consumidores.

El sector, gracias a las innovaciones que está implementando, goza de buena salud. La consultora GfK en su último análisis del comercio minorista en toda Europa, destaca que el sector retail creció en España un 7,7 % en 2021 con respecto a 2019, lo que supone incrementar en casi un punto el crecimiento que han experimentado los retailers del resto de la UE (6,8%). Sin embargo, el aumento de la inflación, la guerra en Ucrania o los problemas de la cadena de suministro generan incertidumbre sobre el futuro del sector y exigen a los retailers desarrollar la resiliencia.

Retail intelligence, el valor del dato

La digitalización en el sector retail recorre su camino a pasos agigantados, de tal forma que podemos afirmar que el retail del futuro en nada se parecerá a lo que conocemos en la actualidad. En los últimos tiempos, el cambio fundamental ha venido precisamente por el dato.

retail del futuro

La pandemia ha acelerado la forma en la que el cliente se comporta. Los consumidores ya no se conforman con adquirir productos o servicios, sino que exigen que esos productos sean de calidad y tengan un coste adecuado, que no necesariamente significa que sean baratos. El cliente, lo que busca ahora es una relación con el retailer personalizada. Un ejemplo de estos cambios se puede apreciar en las tiendas de ropa, acostumbradas a vender sus productos basándose en el precio.

Según el informe Global Powers of Retailing 2022 de la consultora Deloitte, las ventas y las visitas a las tiendas físicas se están reduciendo, por lo que los retailers están ajustando sus modelos de negocio y adaptándose a las exigencias del consumidor a través de la colaboración con diseñadores de lujo o poniendo a la venta colecciones exclusivas.

En el terreno de lo digital, los cambios también han venido acompañados de la aparición de conceptos como el marketing retail o, el más novedoso, el retail intelligence con el que, mediante el empleo de herramientas TI, se recaban y analizan los datos que generan los consumidores, tanto en los establecimientos físicos como on-line.

Smart retail

Pero, sobre todo, el presente y el futuro se basa en la información. Se puede asegurar que el retail es en la actualidad una recopilación y análisis continuo de datos para poder ofrecer al cliente la personalización que le permita tener el producto que realmente necesita en el momento en el que lo requiere. Esta exigencia de los clientes significa que las firmas del sector retail necesitan contar con herramientas de análisis y de marketing digital, como Digital Consumer Engagement by aggity, que permiten aumentar las ventas a través de la analítica avanzada y la personalización, el smart retail.

El retail continuará evolucionando y tendrá que hacer frente a nuevos retos como es el del papel que jugará el metaverso. Los retailers afrontarán nuevos desafíos para crear nuevas estrategias y seguir proporcionando al cliente la atención personalizada que asegure su satisfacción y fidelización.

Relacionados