aggity potencia la comercialización del “software verde”

Aggity potencia la comercialización del “software verde”

aggity potencia la comercialización del “software verde” enfocado a reducir costes energéticos de las organizaciones y apoyar políticas medioambientales.

Actualmente, el consumo energético supone el 19% del gasto total de un edificio de oficinas medio y el 30% de esa energía se desperdicia.

Con esta solución, que ya ha sido adoptada en nuestro país por la Agencia Tributaria (AEAT) para 37.500 usuarios, permite reducir entre 17 y 50 euros anuales el consumo de energía eléctrica por puesto de trabajo que requiera el uso de un ordenador.

Madrid, 20 de mayo de 2021.- La multinacional tecnológica española aggity ha decidido potenciar la comercialización en nuestro país de una solución, denominada Verdiem, englobada dentro de la nueva tendencia del denominado “software verde”, específicamente diseñado para optimizar y reducir el consumo de energía eléctrica de los parques de ordenadores, tanto de empresas como de administraciones públicas. La nueva solución permite a cualquier entidad, no sólo unos importantes ahorros de costes de su factura eléctrica, sino también auditar sus ahorros energéticos dentro de sus estrategias de sostenibilidad medioambiental.

Verdiem, que ya ha sido adoptada en nuestro país por la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) para un total de 37.500 usuarios, y por grandes ayuntamientos, tales como el de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), permite reducir en una horquilla que va desde los 17 a los 50 euros anuales el consumo de energía eléctrica por puesto de trabajo que requiera el uso de un ordenador. Así, y a modo de ejemplo, para una organización con 10.000 usuarios, Verdiem permite ahorrar un millón de kWh de consumo y una reducción de emisiones de CO2 equivalente a la plantación de 106 árboles.

La nueva solución está siendo comercializada en nuestro país y en Latinoamérica a través de aggity, tras el acuerdo alcanzado por la española con la norteamericana Avolin, desarrolladora de Verdiem.

Desperdicio del 30% de la energía

Actualmente, el consumo energético representa alrededor del 19% del gasto total de un edificio de oficinas medio y el 30% de esa energía se desperdicia. Según estima Avolin, en el caso de las empresas privadas y centros universitarios, el 17% de ese consumo corresponde a los ordenadores personales y ese porcentaje es del 22% en la administración pública. Respecto al desperdicio energético, y según el análisis de Avolin, se debe, básicamente, a tres hechos: dejar los ordenadores encendidos durante toda la noche, desactivación de los ajustes de energía de las máquinas por parte de los usuarios para evitar molestias y la no optimización del encendido y apagado de grandes parques de ordenadores cuando los departamentos de tecnología han de abordar tareas de mantenimiento, tales como actualizaciones de software o de seguridad.

En este sentido, y según el estudio de Avolin, las tareas de mantenimiento de los parques de ordenadores se realizan durante la noche para evitar la inactividad de las máquinas y su impacto en la productividad del negocio. A este respecto cabe apuntar que la no disponibilidad de ordenador reduce en un 37% la productividad de un profesional. Sin embargo, y según el análisis de Avolin, los encendidos de grandes parques de ordenadores para mantenimiento, que requieren una media de entre 5 y 10 horas al mes, no están optimizados debido a que la tasa de éxito a la hora de “despertar” estos parques se sitúa en un 65% actualmente. Este porcentaje se eleva por encima del 95% en el caso de Verdiem.

La solución ofrece además a los administradores la capacidad para generar informes de ahorro, incluyendo información sobre la actividad o inactividad de los usuarios, las transiciones de estado de energía y la configuración de políticas en todos los dispositivos.

Reducir la huella de CO2

Al margen de los ahorros de costes, al evitar el desperdicio del consumo eléctrico, la nueva solución también tiene un alto impacto como parte de las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de las organizaciones y su impacto, tanto en la atracción y retención de talento como de cara a sus clientes. En este contexto, y según el informe de Avolin, el 75% de la denominada generación millenial, que actualmente ya representa el 35% de la fuerza laboral, tiene en cuenta los compromisos sociales y medioambientales de una empresa a la hora de decidir dónde trabajar, y casi dos tercios no aceptan un trabajo si la empresa no tiene prácticas sólidas de RSC.

Igualmente, y según el estudio, el 67% de las empresas afirman que sus clientes ya se interesan por las políticas medioambientales de sus suministradores y en especial las que afectan al consumo de energía, comenzando a ser habitual como requerimiento, que existan planes de consumo proveniente de recursos renovables.

Sobre aggity

aggity es una multinacional española especializada en la transformación digital para la gestión empresarial. Con cerca de 150 empleados a nivel global y una facturación prevista para 2021 de 20,7 millones de euros, aggity tiene sus sedes principales en Barcelona y Madrid (España), en Milán (Italia) y cuenta con una oficina central para Latinoamérica en la Ciudad de México y delegaciones en Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Colombia, Venezuela y Ecuador. La compañía dispone de laboratorios especializados en la transformación digital en Barcelona, Madrid, y México. aggity supera los 750 clientes activos en más de 20 países, de un abanico de sectores que incluye alimentación, finanzas y seguros, salud y administración pública. Entre sus referencias en España se encuentran Grupo Perelada, Planeta Internacional, Asefa, General Óptica, Art Partner, Ahorro Corporación, LVMH Iberia, Legrand Española, Grupo Lar, Venca, Pierre Fabre, Ausolan, Paprinsa, Clarins París, SpinReact, Complementos Sanitarios, Germans Boada, Teknon Healthcare, Quirón Salud, Xarxa Hospitalaria Santa Tecla, Port de Tarragona y Port de Barcelona, entre otros.

Relacionados

Entradas Recientes

Smart Working
Cómo recuperar los contactos dormidos