Cómo sacar partido al Blue Monday

Blue_Monday_marketing

En unos meses en los que las ventas se sitúan por debajo de la media anual, el Blue Monday centra la primera gran estrategia de marketing digital del año de marcas y fabricantes.

La campaña de marketing online anima a los clientes a hacer más llevadero el “día más triste del año” dándose un capricho

La caída en las ventas durante 2004 de la agencia de viajes británica Sky Travel motivó la búsqueda de una iniciativa que animara las compras. Los responsables de marketing de la compañía encargaron al psicólogo Cliff Arnall que encontrara una fórmula que permitiera determinar cuál era el peor día del año. La fecha en la que las personas tenían un estado de ánimo en sus niveles más bajos podía ser un buen momento para incentivar las compras como medio para motivarse positivamente.

Fue así como surgió el término Blue Monday o “día más triste del año” establecido el tercer lunes del mes de enero. Aunque carece de fundamento científico, las razones que Arnall esgrimió para elegir esta fecha responden a una fórmula en la que se conjugan diferentes variables, como el tiempo meteorológico, la deuda por los gastos acumulados en la época navideña y la disminución de la euforia ante los propósitos de año nuevo.

Al margen de la validez de esta teoría, lo cierto es que la estrategia de Sky Travel basada en ella obtuvo los resultados que buscaba: aumentar las ventas a través de una campaña de marketing online en la que se animaba a los clientes a hacer más llevadero el “día más triste del año” dándose un capricho. En este caso, adquiriendo un viaje para relajarse y descansar aprovechando ofertas especiales.

Mensajes personalizados y descuentos

Desde ese momento la celebración del Blue Monday cada tercer lunes de enero se ha convertido en una herramienta más para atraer a los consumidores. En unos meses en los que las ventas se situaban por debajo de la media anual, el Blue Monday centra la primera gran estrategia de marketing digital del año de marcas y fabricantes. Eso sí, para sacarle partido, hay que enviar los mensajes en unos días concretos y no alargarlos más de una semana.

Otra de las premisas a tener en cuenta es que se trata de una campaña en la que se hace referencia al estado anímico, a los sentimientos de las personas que ese día, supuestamente, no se encuentran en su mejor momento. De ahí que en su planificación haya que incidir especialmente en la elaboración de mensajes lo más personalizados posibles, el uso de contenidos en formatos atrayentes como el vídeo y recurrir, por supuesto, a los canales adecuados.

Para responder a estos dos objetivos una herramienta como RedPoint by aggity es un gran aliado para los profesionales del marketing. Esta plataforma de comunicación omnicanal y marketing automatizado es capaz de proporcionar la experiencia altamente relevante que cada cliente desea, con precisión y consistencia en cada punto de contacto y en tiempo real. Gracias a la unificación de todas las fuentes de datos es posible elaborar mensajes que respondan a los intereses de los compradores, tanto en el canal online como offline para aumentar las interacciones.

Esta estrategia de comunicaciones personalizadas no difiere demasiado de otras estrategias de marketing, salvo en que deben ir acompañadas de descuentos y ofertas que atraigan al consumidor en un momento económico especialmente delicado que coincide con la llamada ‘cuesta de enero’. No hay que olvidar que el Blue Monday se celebra para mejorar el estado de ánimo de las personas que tratan de paliar su malestar comprando algo que les haga sentir bien.

Relacionados

Entradas Recientes

Transformación Digital
Plan_compensación_estratégico