Hay vida más allá de Amazon o cómo competir en ecommerce

Cómo competir en ecommerce

El ecommerce continúa su carrera de crecimiento. En 2016 generó una facturación en España de 24.185 millones de euros, con un crecimiento del 20,8% respecto a 2015, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Y la progresión se mantuvo en 2017. De acuerdo con el mismo organismo, en el segundo trimestre de 2017 el volumen de las ventas online en España ascendió a 7.338 millones frente a los 5.948 millones del mismo trimestre de 2016.

En América Latina, y aunque la situación varía de país a país, la tendencia también es positiva. México se coloca a la cabeza, por delante de Brasil y Colombia, con unas ventas de comercio electrónico minorista que alcanzaron los 13.700 millones de dólares en 2016. La proyección de crecimiento para el conjunto de Latinoamérica es del 17% hasta 2020, después de que el volumen de ventas por este canal se haya triplicado entre 2011 y 2016, pasando de 18.000 a 40.000 millones de dólares.

Plataformas como Amazon han servido de revulsivo para que muchas empresas de medio y pequeño tamaño dieran el salto al mundo online. Es evidente, no obstante, que hay vida más allá del universo de Jeff Bezos y que, en la actualidad, son muchas las herramientas a disposición de las tiendas de comercio electrónico para lograr posicionarse y competir en el mercado global del e-commerce y maximizar los beneficios con una presencia online propia, única y singular, en la que la satisfacción de cada cliente es lo más importante.

No es menos cierto que, a medida que más empresas y emprendedores compiten en la arena del comercio electrónico, resulta imperativo ser capaces de construir en el medio online experiencias similares a las de las tiendas físicas y ello implica, más allá de facilitar acceso a productos y servicios, ofrecer credibilidad, interactividad y emoción. Para ello es necesario hacer uso de herramientas de análisis, optimización y conversión de los clientes potenciales en clientes reales y fidelizados.

Todavía hoy cada una de estas herramientas está disponible de forma independiente o, en el mejor de los casos, agrupadas por categoría funcional, lo que exige a las tiendas de comercio electrónico un ejercicio adicional de selección e integración, sin olvidar el natural incremento de costes. Todo lo contrario sucede con una plataforma como Fyoosion, que integra más de 40 tecnologías para maximizar la adquisición y retención de clientes y optimizar su conversión, posibilitando al mismo tiempo el análisis continuo del comportamiento del usuario.

Al primer reto, la adquisición del cliente, se enfocan utilidades como Exit Intent, capaz de generar de forma automática acciones –una mejora de la oferta, por ejemplo, ante cualquier indicio de abandono que se detecta en la navegación. El mismo objetivo cumple Exit Pop, a través de mensajes emergentes promocionales y motivadores que impulsan al usuario a proseguir la experiencia y renunciar al abandono, uno de los caballos de batalla del comercio electrónico en todo el mundo.

Para optimizar la conversión, Fyoosion cuenta con herramientas tan efectivas como el A/B Testing, un motor que permite comprobar en tiempo real la eficacia de varias opciones y desplegar, en cuestión de clics, la mejor de ellas. La verificación automática de la localización del potencial cliente para personalizar la experiencia a su perfil, así como el control de fraude son también funcionalidades integradas en la plataforma con el objetivo último de interaccionar con los clientes en el mundo online con el mismo nivel de personalización e igual lógica que en un espacio físico.

La monitorización web, el análisis del tráfico y los mapas de calor también están integrados en la plataforma para posibilitar, por un lado, una respuesta en tiempo real adecuada a las particulares características de cada usuario y, por otro, el tuneado prácticamente en tiempo de la tienda online.

Fyoosion destaca así mismo por el poder, en forma de conocimiento, que ofrece a los responsables de marketing. Disponer de datos reales de los productos o servicios más vendidos, de la procedencia online de sus leads o del perfil de sus clientes –edad, sexo, localización, método preferido de pago, experiencia de compra, etc., resulta de tanto valor como la capacidad para generar informes detallados en cualquier momento y lugar del rendimiento de la tienda online. Todo ello, sin necesidad de asistencia por parte de técnicos o consultores externos.

Competir con éxito en el mercado global del comercio electrónico no es una cuestión de tamaño sino, y fundamentalmente, de experiencia del cliente. La mejor prueba se encuentra en la multitud de microsites de comercio electrónico, de sectores tan diversos como moda y belleza, nutrición y bebidas, decoración o software, que apoyándose en Fyoosion diariamente atraen nuevos clientes y maximizan el valor de los ya fidelizados. ¿Por qué limitarse a una baja rentabilidad de la inversión realizada para ser un actor en el mundo del comercio electrónico cuando es posible conseguir unos resultados en línea con el crecimiento que disfruta esta modalidad de compra?

Fuente Globenewswire

Relacionados

Entradas Recientes

Inteligencia artificial industria
Blue_Monday_marketing