Huawei sitúa en 2030 el Mundo Inteligente

Las nuevas tecnologías están impulsando cambios disruptivos y son la respuesta a retos clave para el futuro de la humanidad en ámbitos vitales como la salud, la alimentación, la vivienda, el entorno de trabajo y el transporte.

Esa es la principal conclusión que se extrae del informe recientemente publicado por Huawei bajo el título “Mundo Inteligente 2030”.

Tras tres años de trabajo y con el título “Mundo Inteligente 2030”, Huawei ha publicado un informe extenso y prolijo que sitúa el advenimiento de un nuevo mundo en el horizonte de 2030, es decir, en un plazo de solo ocho años el mundo habrá experimentado una transformación sin precedentes.

Según el estudio, en el que han participado más de 1.000 académicos, clientes y socios de la empresa, el mundo será muy diferente en 2030 y la transformación será patente en cuatro facetas fundamentales de la vida diaria -salud, alimentación, vida diaria y transporte-, así como en el entorno industrial, concretamente en cuatro campos: redes de comunicaciones, energía digital, automoción inteligente y computación.

IoT y la IA jugarán un papel capital

En el ámbito de la salud, IoT y la IA jugarán un papel capital en las soluciones médicas en 2030 y seremos capaces, por ejemplo, de identificar problemas de salud mediante computación y modelado de datos médicos y de salud pública para mejorar las prácticas de prevención y los tratamientos de las enfermedades.

El estudio, que también incorpora datos de organizaciones como la ONU, el Foro Económico Mundial y la Organización Mundial de la Salud, asociaciones, empresas y publicaciones científicas, pronostica que en el entorno de la alimentación el big data y la analítica contribuirán a construir sistemas alimentarios más sostenibles. Avanzará la agricultura de precisión, se desarrollarán las granjas verticales y será más preciso el control de factores clave para los cultivos. La impresión de 3D será igualmente fundamental a la hora de innovar en la producción de alimentos.

En el mundo de la edificación, una miríada de diferentes tecnologías ayudará a la construcción de viviendas y oficinas más inteligentes y sostenibles, con emisiones de carbono prácticamente cero. Y en lo que se refiere al transporte, el estudio vislumbra el denominado “tercer espacio móvil”, vehículos mucho más eficientes que cambiarán la forma de movernos y contribuirán al desarrollo de una nueva generación de servicios de emergencia.
En el entorno industrial y, específicamente, en materia de comunicaciones, el estudio describe una nueva era de conectividad. El número total de conexiones en el mundo alcanzará los 200.000 millones y también crecerá la velocidad de conexión. El acceso de banda ancha en los entornos empresarial y doméstico, al igual que el acceso inalámbrico, superará los 10 Gbits.

Tecnologías de realidad extendida

Así mismo, gracias al desarrollo de tecnologías como la realidad extendida (XR, por sus siglas en inglés) asistiremos al nacimiento de sentidos digitales como la visión, el tacto y el olor digitales. Estas capacidades, combinadas con las redes de nueva generación, posibilitarán nuevas experiencias disruptivas e inmersivas.

En materia de energía, el estudio prevé que la solar sea una de las principales fuentes de energía en 2030 y que la proporción que representarán las energías renovables en la generación de electricidad global alcanzará el 50%. Estas energías alimentarán así mismo el 80% de la infraestructura digital.

También asistiremos a la convergencia de la tecnología electrónica de potencia y la tecnología digital para posibilitar que “el bit gestione el vatio”. Este avance transformará el sistema energético y abrirá la puerta a aplicaciones inteligentes en la denominada “nube energética”.

En materia de automoción inteligente, presenciaremos la expansión continua de los vehículos autónomos. Además, y gracias a la IA, el reconocimiento biométrico, los sensores y RA/VR, los vehículos tendrán nuevas funciones avanzadas y se desarrollará la conducción inteligente.

Y en materia de computación, el informe sitúa en 2030 la entrada en la era de los yottabytes, unidad correspondiente a 1024 (1.000.000.000.000) bytes. La potencia de computación de uso general se multiplicará por 10 y la potencia de computación de la IA se multiplicará por 500.

En definitiva, un mundo muy distinto que podemos visitar con un viaje al futuro a través del informe de Huawei, que está disponible para descarga en este enlace, cuenta con un video y también con un resumen accesible en la web de Huawei.

Relacionados

Entradas Recientes