IA y big data: aliados ante una crisis de desabastecimiento

Los consumidores esperan que los datos almacenados sobre ellos no solo se orienten a conocer sus necesidades y a la personalización de sus experiencias, pero también permiten a la empresa estimar sus previsiones de venta.

Casi ocho de cada 10 ejecutivos de todo el mundo afirman que han acelerado sus estrategias digitales en la cadena de suministro.

Alrededor del 83% de los ejecutivos son más conscientes ahora que antes de la pandemia de los riesgos propios a las cadenas de suministro, tales como la escasez de materias primas, las paradas de la producción o los bloqueos del transporte. La situación actual les ha hecho darse cuenta de que necesitan más velocidad, agilidad e innovación, y de que la digitalización y el análisis de los datos en tiempo real deben ser una prioridad en las estrategias de transformación, esenciales para la supervivencia de muchas empresas.

Así lo recoge el informe ‘Inteligencia en tiempo real y el futuro de las cadenas de suministro’, realizado por el grupo de investigación Longitude, y para el que se sondeó a 320 ejecutivos de multinacionales de los sectores de la fabricación, el transporte y la logística de 18 países.

En este estudio, casi ocho de cada 10 encuestados afirman que han acelerado sus estrategias digitales en la cadena de suministro. Además, cerca del 50% de los ejecutivos están considerando revisar las estrategias de gestión en los próximos dos años. El estudio muestra así mismo que la automatización también ganará importancia en el manejo de los cambios en la demanda. Actualmente, el 42% de las compañías analizadas está utilizando la automatización para gestionar los riesgos y este porcentaje se duplicará en los próximos dos años.

Anticiparse a los cambios
Tecnologías como la inteligencia artificial (IA) y el big data desempeñan un papel importante en el fortalecimiento de las cadenas de suministro mediante una planificación y ejecución mejoradas. La recopilación y el intercambio de datos en tiempo real mejora la eficiencia y la visibilidad, respaldando las relaciones entre proveedores y fabricantes para la toma de decisiones, al mismo tiempo que afianzan el compromiso que las marcas tienen con sus clientes, lo que se conoce como el customer engagement. Los consumidores esperan que los datos almacenados sobre ellos no solo se orienten a conocer sus necesidades y a la personalización de sus experiencias, sino también a estimar sus necesidades para que sean capaces de suministrarlas a tiempo.

Para llegar a ellos, antes hay que llevar a cabo un trabajo analítico que facilite el conocimiento de los consumidores a través de herramientas como Digital Customer Engagement by aggity. Gracias al uso de técnicas de analítica avanzada, esta plataforma de comunicación omnicanal y marketing automatizado segmenta automáticamente a los usuarios, estructura y estudia las interacciones y, basándose en ese conocimiento, propone las mejores acciones posibles en los momentos más oportunos.

De esta manera es posible adelantarse a posibles acontecimientos futuros, como una posible crisis de desabastecimiento y saber responder a tiempo a las necesidades de los clientes.

Relacionados

Entradas Recientes