Optimizar la cadena de valor en la industria farmacéutica

Industria_farmaceutica

La industria farmacéutica juega un papel vital en la sociedad y la pandemia no ha hecho más que confirmarlo. En el actual contexto global y altamente competitivo, la optimización de la cadena de valor de las empresas del sector farma no es una opción, sino un imperativo.

El sector farmacéutico se encuentra permanentemente a la búsqueda de innovaciones tecnológicas con el punto de mira puesto en la mejora continua de sus productos, el control de los costes y, por supuesto, el cumplimiento normativo. Dentro de este último ámbito con un foco específico en la trazabilidad. Igualmente, la lucha contra la falsificación y, en estos momentos, contra la Covid-19, son otros de sus frentes abiertos. 

El logro de todos estos objetivos pasa inexorablemente por la explotación inteligente de los datos, cuyo valor es tan importante como la eficacia de los fármacos fabricados por la industria. Desde esa perspectiva, la aplicación del big data, la analítica avanzada y la inteligencia artificial es una prioridad y, de hecho, ya en 2019 el informe “The State of the Biopharmaceutical Industry” de la firma analista Global Data, identificaba el big data como la tecnología con mayor impacto en la industria farmacéutica.

La situación generada por la Covid-19 ha venido a confirmar esta realidad y ha puesto así mismo de manifiesto, por un lado, ciertas debilidades en el sector de la salud, y por otro, el enorme potencial de estas tecnologías. Así lo demuestran los diferentes proyectos y nuevos sistemas de investigación dirigidos a mejorar el conocimiento del virus y paliar los efectos de la enfermedad.

Los beneficios de la aplicación de estas tecnologías se extienden a lo largo de toda la cadena de valor de la industria farmacéutica, empezando por la fase de investigación y desarrollo de nuevos fármacos. En ella, el big data y la analítica se aplican, por ejemplo, a la definición de las muestras de los participantes en un ensayo clínico.

También es un fundamental para las empresas del sector farma la excelencia en la gestión de la calidad. Mantener la máxima calidad con los mínimos costes es una prioridad de la fase de fabricación, donde estas tecnologías se aplican, entre otros, a la estimación de las necesidades de materias primas. De esta forma, es posible realizar una planificación de la producción en tiempo y también se reducen las mermas, un aspecto vital que, dependiendo del medicamento, puede tener un impacto muy significativo en los costes. Del mismo modo, durante el proceso productivo es igualmente fundamental minimizar el número de paradas y adelantarse a los posibles incidentes que pueden impactar negativamente en el proceso para llevar a cabo las necesarias intervenciones preventivas y ajustes.

Con la fase de distribución y comercialización se completa el círculo de la cadena de valor y nuevamente aquí también resulta crítico aplicar tecnología de big data y analítica para, por ejemplo, tener un conocimiento detallado y continuamente enriquecido de los usuarios, así como de cualquier posible efecto adverso no deseado. La importancia de este último punto es claramente patente en la actualidad, ante una campaña de vacunación sin precedentes en la historia.

Smart Factory by aggity agrupa las diferentes soluciones de aggity para la digitalización de la industria, incluyendo el sistema Opera MES by aggity, el planificador de la producción PlanetTogether by aggity y Analytics Factory by aggity, cubre todas las necesidades de gestión y control de las actividades de las empresas farmacéuticas en las áreas de producción, calidad, materiales y mantenimiento. Empresas farmacéuticas como Comsan, Spinreact y Pharmanoid ya están aprovechando la potencia de la tecnología de aggity para sacar ventaja de la cuarta revolución industrial en marcha.

Relacionados