Tecnologías para una fabricación inteligente

Tecnologías para una fabricación inteligente

Las fábricas inteligentes, o smart factories, aprovechan las tecnologías digitales para mejorar en productividad, calidad, flexibilidad y servicio a través de la conectividad, la automatización inteligente y el análisis y gestión de datos.

La analítica avanzada se utiliza, primero, para respaldar la toma de decisiones, pero el objetivo final es lograr operaciones automáticas de optimización.

La fabricación inteligente es el paso necesario para que la industria sea competitiva y se desarrolle al mismo ritmo que lo hace el resto de la sociedad de la mano de la digitalización. Otro de los términos a los que se recurre para referirse a esta transformación es el de Industria 4.0 o cuarta revolución industrial, un concepto que da idea del cambio de paradigma al que se enfrenta sector.

Las fábricas inteligentes, o smart factories, aprovechan las tecnologías digitales para mejorar en productividad, calidad, flexibilidad y servicio. La consultora Capgemini, en su informe ‘Smart factories @ scale’ señala tres tecnologías claves que las habilitan.

Por un lado, la conectividad, aprovechando el IoT industrial para recopilar datos de equipos existentes y nuevos sensores; la automatización inteligente, con la aplicación, por ejemplo, de robótica avanzada, control distribuido o drones; y el análisis y gestión de datos en la nube, con la implementación, entre otras, de soluciones de análisis predictivo e inteligencia artificial.

Optimización de las operaciones

La característica principal de una fábrica inteligente es la optimización de «ciclo cerrado», impulsada por datos, de las operaciones de un extremo a otro, según recoge el mismo documento. La analítica avanzada se utiliza, primero, para respaldar la toma de decisiones, pero el objetivo final es lograr operaciones automáticas de optimización, donde la fábrica se adapta constantemente a la demanda, variaciones en desviaciones de suministro y proceso.

Aquellas organizaciones que estén dispuestas a dar el salto deben apoyarse en una plataforma analítica como Smart Factory by aggity para todo su ciclo productivo. Esto incluye la mejora de la producción, la logística, la calidad, el mantenimiento y la previsión de la demanda e inventario, todo ello mediante el uso de algoritmos de inteligencia artificial, lenguaje natural y machine learning.

Al tratarse de un sistema modular, esta solución es capaz de adaptarse a las necesidades de cada cliente, manejar los grandes volúmenes de información de forma contextualizada y holística, e identificando la raíz de los problemas y prediciendo el comportamiento futuro de la fábrica para tomar decisiones en consecuencia. El resultado es una reducción del 30% de los costes operativos, una mejora de la eficiencia en la producción que puede alcanzar el 20% y una mejora en la gestión de los inventarios de hasta el 30%.

La transformación de la industria ha de pasar inevitablemente por la analítica de datos y el uso de tecnologías IoT. Con la implantación de estas soluciones, a través de una plataforma unificada, se consigue digitalizar la fábrica gracias a una perfecta y completa automatización de procesos y predicción de acciones.

Relacionados

Entradas Recientes