Tiempo de retos para RRHH

Tiempo de retos para RRHH

La adopción del teletrabajo, la gestión de modelos mixtos de trabajo, la digitalización de los procesos y la creación de equipos han sido los principales desafíos a los que se han enfrentado los responsables de recursos humanos.

Con la adopción de técnicas de inteligencia artificial es posible automatizar una parte importante de las tareas relacionadas con la gestión del talento y el negocio.

Hace un año y medio comenzó un proceso de transformación que ha impactado directamente en las personas. En el ámbito laboral, la explosión de la pandemia provocó cambios profundos en el modo en el que los responsables de recursos humanos gestionan y organizan la actividad de los empleados. Los retos a los que han tenido que enfrentarse, tanto durante las semanas en las que duró el confinamiento como en los meses posteriores, han sido principalmente:

• La adopción del teletrabajo

Antes de la actual crisis solo el 22,3% de la población ocupada (4,4 millones de los profesionales) podía teletrabajar. Proveer al resto de las herramientas necesarias para el ejercicio de sus responsabilidades de forma remota y establecer una estrategia que recoja los requerimientos de la empresa y los empleados ha sido una labor ardua en la que todavía siguen trabajando los departamentos de recursos humanos.

• Gestión de modelos mixtos

Dentro de las nuevas estrategias de gestión laboral, el modelo de trabajo híbrido se perfila como el que más continuidad tendrá a futuro, acompañado de una mayor flexibilidad de horarios. Esto no exime de la obligación de cumplir con el Real Decreto-ley que en 2019 estableció el control horario de todos los empleados.

• Digitalización

La implantación de un modelo de teletrabajo requiere del uso de soluciones tecnológicas capaces de mantener la productividad y, al mismo tiempo la comunicación y colaboración entre los empleados y de estos con la empresa. Identificar las herramientas que faciliten el mantenimiento de la actividad y el contacto es fundamental para una adecuada gestión de las organizaciones.

• Team Building

Esta práctica se lleva a cabo en las empresas para construir equipos con los que lograr la máxima productividad posible. No solo depende de que las personas que formen parte de ellos se entiendan a la perfección, también han de tener sus objetivos definidos y estar motivados. Construirlos requiere de actividades participativas en los que los profesionales establecen lazos y se crea un sentimiento de compañerismo que les ayudan a enfrentarse a futuros retos laborales.

El salto que han tenido que dar en estos meses los departamentos de recursos humanos y las organizaciones en su conjunto ha impulsado la adopción de nuevas soluciones tecnológicas que les facilitan recorrer el camino hacia el cambio necesario.

Relacionados

Entradas Recientes

smart working
Microsoft certifica a aggity en dos competencias cloud claves