Control de la producción gracias a la optimización 4.0

Control de la producción gracias a la optimización 4.0

El software de control de la producción es una pieza clave en las Smart Factories. No en vano, la monitorización y el control continuo de los procesos de fabricación es el punto de partida para llevar a cabo una fabricación inteligente.

El control de la producción asegura la máxima eficiencia de todos los procesos de fabricación y es la base para la excelencia organizacional y la contabilidad analítica.

La cuarta revolución industrial o Industria 4.0 es el resultado de la mejora continua de los procesos productivos gracias a la incorporación de nuevas tecnologías fruto de una evolución constante. La conjunción de sistemas de comunicación actualmente en transición a 5G, la sensorización de la maquinaria y la automatización de procesos sienta las bases para disponer de una visión global integradora que permite a todas las áreas de la empresa industrial acceder a información de su actividad completa, detallada y en tiempo real.

El software de control de la producción juega un papel nuclear en el cumplimiento de ese objetivo, ya que la monitorización y el control continuo de los procesos de fabricación es el punto de partida para llevar a cabo una fabricación inteligente. Dentro de la plataforma Smart Factory by aggity este rol lo desempeña la solución Opera MES by aggity, un sistema MES (Manufacturing Execution System) completo, modular y altamente configurable que da cobertura al control y la gestión de todas las actividades que tienen lugar en la fábrica relacionadas con la producción, la calidad, los materiales y el mantenimiento.

En el corazón de este sistema MES se encuentra Opera Production Management para la definición de todos los datos maestros, incluida la empresa, el producto, los recursos de producción, así como los procedimientos para la toma automática de datos que permite trazar los procesos de fabricación. Por su parte, Opera MES Workflow Manager posibilita la gestión de todas las estaciones de trabajo en la planta y los citados procedimientos de captura de datos; mientras que Opera Management Console posibilita la supervisión constante y en tiempo real.

Al monitorizar en tiempo real todo el proceso de producción es posible tener un control permanente y al detalle, calcular el OEE en tiempo real, realizar análisis de rendimiento, así como de cualquier tipo de ineficiencia o merma, además de poner controlar y analizar tendencias, así como anticiparse y adaptarse a las circunstancias cambiantes de los mercados.

La supervisión y el control alcanza igualmente a la logística y la gestión de materiales con la posibilidad de vigilar su consumo o tratamiento por parte de las distintas máquinas, por ejemplo, procesadoras o calibradoras. De esta forma es posible apoyar en un conocimiento real la toma de decisiones como, por ejemplo, el momento y la cantidad de materias primas a adquirir.

Las actividades de mantenimiento también deben ser objeto de supervisión y control. De hecho, este es el punto de partida para hacer realidad un mantenimiento 4.0, preventivo y predictivo, que minimice averías y, por ende, gastos; y que asegure la continuidad de la producción, además de minimizar gastos por este concepto.

Toda esta información, que se presenta en cuadros de mando personalizados, es susceptible de explotarse y analizarse ya sea desde el propio sistema como desde herramientas BI terceras, lo que permite realizar todo tipo de análisis y, aspecto fundamental, implementar una contabilidad analítica que permite conocer al detalle, exactamente y en función del consumo real de recursos, el coste de fabricación de cada producto.

Relacionados

Entradas Recientes

Innovación continua en clave de resiliencia
Estrategia para generar leads