Una transformación digital con objetivos

Una transformación digital con objetivos

Mejorar la productividad y la eficiencia, tomar decisiones de forma más ágil, mejorar la capacidad de resiliencia, aumentar la visibilidad de la marca o reducir costes son beneficios que consiguen las compañías con la digitalización de sus procesos.

El 86% de los directivos afirma que la tecnología tiene un papel transformador para abordar las prioridades comerciales estratégicas.

El 69% de las juntas directivas aceleraron sus iniciativas de transformación digital tras la interrupción o ralentización de sus actividades con motivo de la pandemia, según una encuesta realizada por Gartner entre 265 ejecutivos. El 86% considera que la tecnología tiene un papel transformador para abordar las prioridades comerciales estratégicas y que su implantación es su principal prioridad durante los próximos dos años, seguida de la involucración del cliente y de la gestión de la fuerza laboral remota.

Las organizaciones que ya habían realizado esta evolución en años anteriores han podido realizar ajustes rápidos. La computación en la nube, las tecnologías móviles, las buenas prácticas en seguridad o el fomento de una cultura empresarial ágil, les han permitido migrar sus procesos al entorno doméstico en los casos que ha sido necesario y automatizar otros para no quedarse rezagadas. Este es el principal propósito de los procesos de transformación digital en las empresas, mantener su nivel de competitividad, al que llegan tras haber alcanzado otros objetivos:

• Mejorar la productividad y la eficiencia

El software de inteligencia empresarial y las herramientas de análisis de datos pueden recopilar y analizar información a una velocidad y precisión incomparables con las de los humanos. Esos análisis permiten tomar decisiones inteligentes mucho más rápidamente.

• Tomar decisiones de forma ágil

Las metodologías modernas de desarrollo de software, como DevOps y Agile, promocionan una mejor colaboración entre los equipos y les permiten implementar rápidamente nuevas características y funciones para satisfacer las necesidades de un mercado en constante evolución.

• Adaptarse al entorno actual

Las organizaciones que adoptan las tecnologías digitales y construyen una cultura digital en torno al cambio están en mejores condiciones de adaptarse rápidamente a los vaivenes del mercado, incluso a situaciones tan excepcionales como la causada por la covid-19.

• Aumentar la visibilidad de la marca en entornos digitales

Las tecnologías digitales permiten a las empresas recopilar, almacenar y analizar datos de clientes para aprender más sobre cada uno de sus usuarios. Las empresas pueden utilizar el análisis de datos y la inteligencia artificial para obtener más información y más precisa, lo que les permite crear y ofrecer productos y servicios adaptados a las preferencias y necesidades únicas de cada cliente.

• Reducir costes

El empleo de estas todas estas herramientas de producción y gestión no solo redunda en un aumento de la eficacia de los procesos, también ayuda a identificar aquellos conceptos en los que es posible realizar ajustes para mejorar los presupuestos y asegurar la rentabilidad.

La transformación digital requiere del empleo de tecnologías que ayuden a alcanzar los objetivos que se haya propuesto cada compañía. Siempre teniendo en cuanta que la estrategia se ha de abordar desde un punto de vista transversal, donde todos y cada uno de los agentes y elementos se interrelacionan entre sí.

Relacionados

Entradas Recientes

smart working
Microsoft certifica a aggity en dos competencias cloud claves