Beneficios del control de la producción

Beneficios del control de la producción

Aumento de la productividad, seguimiento de datos para la toma de decisiones, reducción de costes en la producción y el mantenimiento de la fábrica y mayor seguridad para los empleados son las principales ventajas de un sistema MES.

Los sistemas de gestión de la producción proporcionan la digitalización requerida para la recopilación de información en tiempo real.

En la Industria 4.0 es fundamental aprovechar la capacidad de los datos y de la información que se desprende de su análisis. Hoy, con las herramientas adecuadas, no es necesario tener conocimientos de analítica para que un profesional con la formación adecuada sepa detectar patrones y aplicarlos a su toma de decisiones.

Las empresas del sector industrial pueden controlar de forma más eficaz las plantas de producción con un sistema MES (Manufacturing Execution System). Los sistemas de gestión de la producción proporcionan la digitalización requerida para la recopilación de información en tiempo real. Una plataforma como Smart Factory by aggity, configurable y modular, ofrece información de todos los procesos de una forma gráfica y muy visual.

Esto incluye actividades directas e indirectas, rendimiento, eficiencia por operador, máquina, línea, centro de coste, centro de trabajo, departamento, etc. Así como la relación entre el tiempo programado y el utilizado, control de la calidad, trazabilidad y genealogía de los lotes de materiales, control de parámetros de proceso, mantenimiento de activos y programación de la producción a capacidad finita. Los principales beneficios de implantar un software de gestión de la producción son:

• Aumento de la productividad

La optimización de los procesos de producción es uno de los retos más complicados de abordar en cualquier fábrica. Se requiere, primero, identificar las causas del bajo rendimiento y, segundo, proponer opciones de mejora o anticipar posibles problemas. Gracias el empleo de soluciones de control de la producción, con tecnologías de inteligencia artificial integradas, es factible optimizar la producción de los productos a través del estudio de todas las variables y parámetros que afectan al proceso.

• Seguimiento de los datos y cambio de prioridades

Calcular cuál será la demanda de un producto y, en función de ella, realizar una planificación de la producción es una tarea complicada que es posible simplificar gracias al uso de los datos. Para efectuar la estimación se puede recurrir a las series temporales, es decir, se tiene en cuanta el comportamiento del mercado en el pasado, o recurrir a técnicas más complejas como redes neurales, que hacen uso de algoritmos de inteligencia artificial para analizar diferentes variables y realizar esas predicciones.

• Reducción de costes

El buen funcionamiento de las máquinas determina los tiempos de las cadenas de producción. La implantación de un planificador industrial requiere de una inversión inicial importante, pero a largo plazo reduce los costes en mantenimiento y, por tanto, las interrupciones en la producción repercutiendo en una mayor eficiencia de todo el sistema.

• Herramientas de analítica en los RRHH

El control de las operaciones industriales conlleva, por un lado, la retirada de los trabajadores de los lugares de trabajo más peligrosos en el entorno de la fábrica, aportándoles más seguridad, y les libera de tareas arduas y repetitivas. Además, permite tener más conocimiento de sus habilidades y así ajustar la plantilla según sus expectativas y las de la empresa.

Relacionados

Entradas Recientes

Ciberseguridad