Gestión de la planta de producción 4.0

Gestión de la planta de producción 4.0

Con el uso de la IA, el big data y el análisis de datos es posible digitalizar y gestionar la planta de producción de la manera más eficiente posible. El resultado es una empresa más competitiva y un incremento de la rentabilidad.

El uso de herramientas digitales en la fábrica duplicará la tasa de crecimiento anual del sector industrial en 2035.

Para que la digitalización de una planta de producción sea completa hay que optimizar al máximo todas las fases del proceso. Lo que incluye desde el momento en el que el cliente hace el pedido, pasando por la fabricación del producto y, finalmente, la entrega. Imprevistos como retrasos de los proveedores, saturación de recursos, fallos en las máquinas o falta de material influyen en el plan de producción.

Saber responder a los cambios y ofrecer soluciones en tiempo real es fundamental para alcanzar con éxito los objetivos previstos. La industria 4.0 trae consigo, de la mano de diferentes herramientas tecnológicas, recursos para que la gestión de las plantas de producción se ajuste a las actuales necesidades del mercado y las empresas aumenten su competitividad.

En este contexto es esencial crear un ecosistema en el que el epicentro sea la fábrica conectada, con el uso de la inteligencia artificial (IA) como catalizadora de estos cambios. La implantación de esta tecnología podría suponer, según sostiene la firma Accenture, duplicar la tasa de crecimiento anual de la industria en 2035.

Supervisión en tiempo real

El objetivo principal de la gestión de una planta de producción con herramientas digitales es facilitar información instantánea sobre su estado. Esto incluye actividades directas e indirectas, rendimiento, eficiencia por operador, máquina, línea, centro de coste, centro de trabajo, departamento, etc. Así como la relación que existe entre el tiempo programado y el utilizado, control de calidad, trazabilidad y genealogía de los lotes de materiales, control de parámetros de proceso, mantenimiento de activos y programación de la producción a capacidad finita.

Toda esta información facilita a los responsables de planta la toma de decisiones y se convierte en un recurso esencial para organizar su producción, asignar las cargas de trabajo de manera óptima y establecer los plazos de ejecución que garantizan el cumplimiento de las fechas de entrega con el cliente.

Con una plataforma como Smart Factory by aggity es posible realizar esa transición gracias a una completa automatización de los procesos y predicción de acciones. Con el uso de la IA, el Big Data y el análisis de datos es posible digitalizar y gestionar una fábrica de manera eficiente. La automatización de las plantas de producción, con la introducción de dispositivos IoT y sensores, es el primer paso.

Superada esta primera fase, desde una sola plataforma la compañía puede acceder a reportes y monitorización en tiempo real, con visibilidad de todos los procesos, informatización de los muestreos de calidad, y a la planificación, organización y control de los procesos de manera automática y personalizada. Gracias a la recopilación de los datos que generan todos los activos y su posterior análisis, en las fábricas inteligentes es posible mejorar el rendimiento, las competencias laborales, corregir los errores en tiempo real y aumentar la calidad del producto final. El resultado es una empresa más competitiva y un incremento de la rentabilidad.

Relacionados

Entradas Recientes