Inteligencia artificial para la gestión de RRHH en 2021

Inteligencia artificial aplicada a rrhh

Las técnicas de inteligencia artificial impulsan el cambio hacia la transformación digital de los procesos de reclutamiento y facilitan la detección del talento acorde a las necesidades de las compañías.

Para implementar un modelo basado en la analítica de datos es fundamental que los datos con los que se trabaje sean de calidad.

Hace casi un año que se declaró la pandemia de coronavirus y desde entonces son muchas las personas que están trabajando desde casa. Como consecuencia de este cambio, los departamentos de recursos humanos se han visto obligados a modificar y adaptar muchos de sus procesos, automatizando parte de ellos para seguir con su actividad y dar continuidad al negocio.

Las herramientas tecnológicas se convierten aquí en su mejor aliado para impulsar el talento en la nueva normalidad, y las técnicas de inteligencia artificial (IA) contribuyen directamente a esa transformación. Gracias a ellas, las empresas son capaces de mejorar la experiencia de sus empleados, conocer su rendimiento y establecer las estrategias más adecuadas para la retención de talento. En el apartado de la contratación, la analítica también adquiere un papel muy relevante.

Ahorro de tiempo en procesos de selección

Para implementar un modelo así, basado en la analítica de datos en RRHH, que sea eficiente y sostenible es fundamental que los datos con los que se trabaje sean de calidad y se recopilen con soluciones destinadas a ello, como BesTalent IA by aggity. Al tratarse de un software de gestión de recursos humanos basado en tecnologías de inteligencia artificial (IA) es capaz de aportar valor a todas las fases del proceso de reclutamiento.

Los procesos de selección de personal suelen ser una de las tareas más arduas para los expertos en recursos humanos. Requieren identificar a los posibles candidatos y asegurarse de que sus habilidades y cualidades están alineados con la cultura de la empresa. Gracias a la IA es posible publicar ofertas más personalizadas.

Asimismo, estas soluciones de recursos humanos son capaces de detectar los perfiles que mejor encajan con las necesidades de las compañías a través de tecnologías de procesamiento de lenguaje natural y algoritmos. Tan solo planteando las cualidades que busca el reclutador, el sistema se encarga de realizar un primer filtro entre los posibles aspirantes. Se reduce así el tiempo que se dedica a esta primera fase, agilizando el proceso y aplicando un filtro en el que solo intervienen criterios objetivos.

El proceso también se acelera en la fase de la entrevista, ya que únicamente llegan a ella aquellos candidatos que cumplen con las características solicitadas para el desempeño de la posición ofertada. En la conversación, el reclutador puede centrarse en conocer otro tipo de cualidades no directamente relacionadas con la formación o la experiencia.

Relacionados