Muchas pymes y microempresas ya han comprobado cómo la tecnología se convertía en su tabla de salvación para continuar con su actividad sin interrupciones o minimizar el impacto de la COVID-19 en sus negocios.

El impacto de la reinvención digital de España podría alcanzar un valor anual equivalente al 1,8% del PIB hasta 2025

La necesidad, primero, y la recomendación, ahora, de implementar medidas para fomentar el teletrabajo en las empresas, han acelerado la adopción de tecnologías que faciliten esta modalidad de trabajo durante la crisis de la COVID-19. La mayoría de las grandes corporaciones ya contemplan en su estrategia la implantación de las herramientas y procesos necesarios para el teletrabajo, pero no ocurre así en los negocios de menor tamaño.

Según el estudio ‘Industria 4.0 Global Digital Operations Study 2018’, de la firma de PwC, dos de cada tres empresas españolas se están quedando rezagadas en el proceso de digitalización y solamente el 20% de sus ingresos procede de productos y servicios digitales.

En el informe ‘La Sociedad Digital en España 2019’, publicado hace unos días por la Fundación Telefónica, se recoge que, aunque un 23% de las compañías grandes y medianas hacen un uso regular del cloud computing, esta cifra cae hasta el 9% en el caso de la microempresa. El uso de big data es aún más anecdótico: lo emplean poco más de la décima parte de las pymes y grandes, y un reducidísimo 2% de las micro de menos de 10 empleados. Estas últimas representan en torno al 95% del tejido empresarial de nuestro país.

Digitalización para mantener la actividad

Muchas microempresas y pymes ya han comprobado cómo la tecnología se convertía en su tabla de salvación para continuar con su actividad sin interrupciones o minimizar el impacto de la COVID-19 en sus negocios. Por ejemplo, Teams, la plataforma de colaboración de Microsoft, llegó a conectar a más de 200 millones de participantes en un solo día, alcanzando más de 4.100 millones de minutos de reunión diarios, y a principios de mayo contaba con más de 75 millones de usuarios activos cada jornada.

La automatización de procesos sin intervención de las personas en plantas manufactureras también ha facilitado que las fábricas, sobre todo aquellas dedicadas a suministrar productos y servicios esenciales, mantuvieran su producción.

En ese mismo análisis de la Fundación Telefónica se afirma que “acelerar esta digitalización para las pymes y los autónomos puede contribuir, tras la COVID-19, al repunte de la economía y contribuir a la creación de empleo en uno de los sectores más castigados, junto al turismo y los servicios. El impacto de la reinvención digital de España podría alcanzar un valor anual equivalente al 1,8% del PIB hasta 2025”.

Aunque la transformación digital debería ser un requerimiento que cumplir en cualquier negocio para asegurar su competitividad, la emergencia sanitaria ha puesto de manifiesto que también lo es para asegurar su supervivencia. Siempre teniendo en cuenta que esta evolución hacia una empresa más digitalizada no solo consiste en contar con las herramientas tecnológicas adecuadas, también precisa de la formación y capacitación de los profesionales, así como de un cambio acorde en la cultura de la empresa.

Quiero transformar digitalmente mi negocio

Relacionados

Entradas Recientes

La Transformación Digital es la respuesta
Planificador inteligente, mantra de la Industria 4.0

Últimos tweets

aggity @aggity
Los profesionales del e-commerce van a tener que apostar por la personalización, dejando atrás campañas masivas y d… https://t.co/R4i5eEGmie
Ecommerce como clave de reactivación del sector, y más aún si personalizas la oferta. https://t.co/EoijHaAPEF
RT @dd_mb86:¿Cómo mapear el Customer Journey en sólo 7 pasos y de manera exitosa? #mktinsider…" title="https://t.co/sAK55LSIUI #mktinsider…" target="_blank"> https://t.co/sAK55LSIUI #mktinsider https://t.co/IPEevhcZOl
Cargar más