RPA, escalar la automatización del marketing

Mientras que los chatbot pueden apreciarse como la cara vista del avance de la automatización puesto que así es como la experimentan la mayoría de los clientes, existen muchos procesos automatizables en una organización, también en el área de marketing.

Los profesionales del marketing celebran la capacidad de RPA para aumentar la ratio de conversión e incrementar las ventas.

Entre las razones que explican el uso creciente en las empresas de la automatización robótica de procesas (RPA, por sus siglas en inglés) se encuentra su potencia para escalar las capacidades de automatización y digitalización de las empresas, lo que la convierte en una de las tecnologías clave en el camino hacia la hiperautomatización.

La tecnología RPA es aplicable en muchos ámbitos empresariales, desde la gestión del talento hasta la producción industrial, pasando por automatización de procesos financieros y el marketing. En todos estos ámbitos, RPA tiene el objetivo de ejecutar tareas altamente repetitivas que se desarrollan de forma manual y que pueden reducirse hasta en un 75%. De esta forma, se recortan tiempos y costes, se gana calidad al eliminarse el riesgo de errores humanos y, además, las personas puedan dedicarse a tareas de mayor valor.

Estas bondades son también patentes para el área de marketing, que encuentran en RPA una herramienta para automatizar buena parte de las tareas o actividades operativas a lo largo de todo el viaje del cliente, desde la segmentación hasta la gestión de las campañas, pasando por la generación y envío de mensajes personalizados y más efectivos.

Todo ello redunda en una optimización de los recursos, ahorro de tiempo y costes, y mejores resultados. Los profesionales del marketing celebran la capacidad de RPA para aumentar la ratio de conversión e incrementar las ventas en porcentajes que, a la vista de casos reales de uso, se sitúan en una media del 12% y el 19%, respectivamente.

Escalar la automatización en las campañas

Para lograr estas mejoras, el punto de partida y la base del éxito de los procesos de marketing automatizados con RPA, se encuentra en la recopilación y el enriquecimiento continuo de los datos del cliente. De ello se encarga una solución Digital Customer Engagement, capaz de aprovechar cada una de las interacciones que la marca tiene con el cliente para construir una visión 360° de éste, es decir, un perfil unificado de cliente.

Este perfil unificado del cliente es uno de los componentes clave de la plataforma RedPoint Global by aggity, al brindar a los profesionales del marketing visibilidad y control del recorrido dinámico del cliente; pero RPA es igualmente vital para escalar la personalización y automatizar los procesos y las tareas que mantienen las campañas de marketing en marcha.

A nadie se le escapa la dificultad, por no decir imposibilidad de personalizar de forma manual un segmento de clientes en una campaña, más allá de los posibles errores o imprecisiones en los datos. La automatización de este proceso para reducir la intervención humana encaja perfectamente con el propósito de RPA, un bot que en base a determinadas reglas puede cambiar, durante su desarrollo, las características de una campaña para obtener mejores resultados.

El ejemplo citado y muchos otros procesos y tareas propios de una campaña son automatizables, con la ventaja añadida de liberar a los especialistas en marketing para concentrarse en tareas de alto valor, como el diseño y la creación de la próxima campaña.

Relacionados