Industria metalúrgica y fábricas 4.0

Industria metalúrgica y fábricas 4.0
El 48% de las empresas metalúrgicas planean implementar tecnologías 4.0 en los próximos meses. La mayoría de estas transformaciones se orientan a mejorar los procesos productivos y la comercialización.

Las plataformas de digitalización facilitan la transformación de los métodos industriales y de toda la cadena de valor, incluidos personal, proveedores y clientes.

La Industria 4.0 persigue la evolución hacia fábricas inteligentes, automatizadas, flexibles, conectadas entre sí y sostenibles, con personal altamente cualificado capaz de gestionar de manera eficiente nuevos ámbitos productivos, a través del empleo de soluciones digitales y equipamiento tecnológico apropiados, junto con su aprovechamiento óptimo en los distintos procesos.

De este modo resume el clúster del metal MI4 los pasos que deberían dar las empresas del sector metalúrgico para abordar una transformación que les permita no solo asumir los cambios que se están produciendo en los modelos económicos, también afrontar un presente en el que la tecnología es imprescindible para mantener la competitividad de cualquier industria.

“Hemos entrado en una etapa en la que el concepto de industria 4.0 ha comenzado a ser reconocido por el tejido empresarial, lo que está permitiendo la incorporación de nuevas tecnologías digitales en toda su cadena de valor, facilitando la modificación de los productos, los procesos y los modelos de negocio y crear así una industria inteligente”, afirman desde este conglomerado creado para promover la mejora competitiva de la industria asturiana del metal.

Mejorar procesos productivos y comercialización
A pesar de la actual situación económica, el 48% de las empresas metalúrgicas planea implementar tecnologías 4.0 en los próximos meses. La mayoría de estas transformaciones se orienta a mejorar los procesos productivos y la comercialización, según el informe ‘Tecnología e Innovación en las empresas metalúrgicas’ de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra).

La integración de la tecnología se ha convertido en un estado permanente en muchas compañías. En el caso de las plantas de producción, su digitalización, gracias a plataformas como Smart Factory by aggity, facilita la transformación de los métodos industriales y de toda la cadena de valor, incluidos personal, proveedores y clientes, para realmente realizar una producción inteligente.

De este modo, las plantas manufactureras mejoran la interconectividad con programas para su planificación, organización y control. Estas soluciones tecnológicas facilitan la digitalización y automatización de la fábrica, combinando técnicas como la analítica de datos y la inteligencia artificial. Estas tecnologías tienen un impacto directo en la mejora del OEE.

Su despliegue facilita la gestión de los procesos productivos a través de indicadores de rendimiento de equipos y operarios, así como la optimización de estos. Gracias a ello, los plazos de entrega pueden reducirse en un 27%, mientras que el número de productos defectuosos o “no conformes” descendería en un 18%.

En este camino hacia la Industria 4.0 también se considera necesario abordar la mejora de los procesos de mantenimiento, comenzando con la toma de datos de los equipos a través de su conectividad (de forma continua siempre que sea posible) y el uso de un sistema GMAO, que permite aplicar acciones correctivas con alta capacidad de reacción.

En este sentido, y según los resultados obtenidos de experiencias reales de uso de la plataforma Smart Factory by aggity, el tiempo que se dedica a la toma de datos se reduciría en un 74%, con la consecuente reducción de costes y aumento de la eficiencia de la planta.

Relacionados

Entradas Recientes

Innovación continua en clave de resiliencia
Estrategia para generar leads