La nueva realidad del marketing tras la pandemia

marketing_post_pandemia

La crisis del coronavirus ha cambiado las reglas del juego en el sector del marketing. Ahora, un cliente más exigente y digital se sitúa en el centro de estrategias que han de apoyarse en un uso equilibrado de la tecnología.

Las expectativas de los consumidores hacia las marcas han aumentado y estas tienen que adaptarse responder de forma óptima a sus nuevas demandas.

La pandemia de la Covid-19 ha provocado que se tambaleen algunos de los cimientos sobre los que los profesionales del marketing trabajaban sus estrategias. Durante 2021 se perfilarán esas nuevas reglas, sobre las que la revista especializada Harvard Business Review ha adelantado 10 tendencias:

  1. El marketing comienza por conocer los segmentos de clientes. Crear una conexión personal y humana dentro de cualquier mensaje comercial requiere definir segmentos de consumo que describan a las personas de acuerdo con múltiples dimensiones que influyen en su comportamiento de compra.
  2. Las marcas compiten con la mejor experiencia que tuvieron los clientes. El cliente espera mucho más que una simple transacción digital sin interrupciones. Ahora que las empresas cuentan con sus datos personales, quieren experiencias anticipativas y personalizadas a lo largo de todo el recorrido de relación con la marca.
  3. Los clientes esperan conseguir exactamente lo que quieren. Los consumidores esperan que cualquier experiencia se desarrolle sin fricción y sea verdaderamente relevante. En otras palabras, sólo se preocupan por conseguir lo que quieren, cuando lo quieren y como lo quieren.
  4. Cortejar al cliente como si se tratara de una cita online. Durante mucho tiempo el marketing se centró en crear acciones de alcance masivo o en una política agresiva de precios para lograr conversiones. Ahora, pocas cosas se dejan al azar y se confía más en el uso de datos y algoritmos.
  5. El cliente es el centro del “customer journey”. Esto no es una novedad, pero sí la necesidad de conectar todas aquellas interacciones que el cliente mantiene con la marca para diseñar un viaje de compra lo más adecuado posible.
  6. Las relaciones lo son todo. Es vital construir relaciones con los clientes que estén basadas en la confianza, sobre todo en entornos virtuales, donde las ventas dependen menos de la capacidad de persuasión y más de las perspectivas y soluciones.
  7. La agilidad como enfoque. Una consecuencia de la crisis es la creación de una mentalidad ágil. Esto implica la escucha continua de los consumidores y la detección de la demanda. Desde el punto de vista operacional, significa ciclos de decisión más rápidos y más flexibilidad en áreas clave.
  8. Detrás de las marcas debe haber grandes valores. Si bien la calidad, la comodidad y el precio siguen siendo relevantes para la elección del consumidor; factores como la sostenibilidad, la confianza, el consumo ético y la responsabilidad social ganan importancia.
  9. Búsqueda del equilibrio con la tecnología. Para que el empleo de la tecnología ofrezca resultados relevantes se ha de contar con datos suficientes, casos de uso adecuados y personal con las habilidades necesarias.
  10. El marketing es importante para todos los departamentos de la empresa. Durante la pandemia, el marketing ha sido elevado como motor de la transformación digital, de la gestión del “customer journey” y como altavoz del consumidor.

Estos giros requieren que las empresas coloquen los datos y la tecnología en el centro de la organización. Para ello, soluciones como RedPoint by aggity hacen uso de inteligencia artificial y aprendizaje automático para permitir a las empresas poner el foco en los datos y otorgarles la importancia que merecen en el desarrollo del nuevo marketing.

Relacionados

Entradas Recientes

smart working
Microsoft certifica a aggity en dos competencias cloud claves