Qué es y para qué sirve un sistema RPA

Qué es y para qué sirve un sistema RPA

Con estas soluciones se consigue que sea la tecnología la que ejecute tareas repetitivas de forma que las personas se dediquen a llevar a cabo otro tipo de acciones más creativas y de valor añadido.

Gartner prevé que la adopción de RPA (Robotic Process Automation) en las organizaciones crecerá del 55% en 2019 al 90% en 2022.

La automatización de procesos robóticos (RPA, por sus siglas en inglés) sigue siendo el mercado de software de más rápido crecimiento. Gartner prevé que su adopción en las organizaciones crecerá del 55% en 2019 al 90% en 2022. Con estas soluciones se consigue que sea la tecnología la que ejecute tareas repetitivas de forma que las personas se dediquen a llevar a cabo otro tipo de acciones más creativas y de valor añadido.

Las ventajas de la implantación de un sistema RPA son múltiples y diversas. Entre ellas se cuentan el aumento de la velocidad de ejecución de los procesos, el incremento de la fiabilidad al reducirse el número de errores, ahorros de costes, mejora de la experiencia de empleados y clientes, y mayor seguridad en el tratamiento de la información.

En el caso de la producción industrial, la automatización de procesos lleva produciéndose desde antes de la actual cuarta revolución industrial. Sin embargo, la digitalización ha supuesto un salto cuantitativo y cualitativo que incluye el uso del RPA para apoyar todo el ciclo productivo, desde la mejora de la logística, controles de calidad, mantenimiento predictivo, previsión de la demanda y control del inventario.

Atendiendo a los resultados, su implementación se traduce en un incremento del 40% en la calidad de los métodos y productos, un aumento de la eficiencia en un 30%, la reducción de la entrada manual de datos en un 90% y la disminución de los tiempos de producción en un 25%.

Monitorización de procesos

Para implantar este modelo de industria, con la automatización robótica en el centro de todos los procesos, es imprescindible recurrir a soluciones como Smart Factory by aggity. Al tratarse de un sistema modular, la plataforma es capaz de adaptarse a las necesidades de cada cliente, manejar los grandes volúmenes de información de forma contextualizada y holística, e identificar la raíz de los problemas, además de predecir el comportamiento futuro de la fábrica para tomar las decisiones más adecuadas.

Desde una sola plataforma es posible acceder a reportes y monitorización en tiempo real, con visibilidad de todos los procesos, informatización de los muestreos de calidad, y a la planificación, organización y control de los procesos en la fábrica de manera automática y personalizada.

Esta transición hacia un mayor uso de los datos lleva aparejada la digitalización de toda la información y la eliminación de los documentos en papel. Un proceso complejo que supone un cambio en el desempeño y las funciones de los empleados, pero que reporta dos grandes beneficios: mejorar la eficiencia, ya que es posible detectar fallos más rápidamente; y la reducción del gasto, al eliminar los costos del uso del papel.

Gracias a la recopilación de los datos que generan todos los activos y su posterior análisis, en las fábricas inteligentes es posible mejorar el rendimiento, las competencias laborales, corregir los errores en tiempo real y aumentar la calidad del producto final. El resultado es una empresa más competitiva y un incremento de la rentabilidad.

Relacionados

Entradas Recientes