Smart working, todo lo que necesitas saber

Smart Working

Para realizar la transición de la manera más trasparente posible, las empresas han de contar con herramientas que les permitan evaluar el desempeño y rendimiento de los empleados a través de los datos.

El smart working es un término acuñado en Estados Unidos que hace referencia al uso de la tecnología para fomentar el teletrabajo y una jornada laboral más flexible.

Desde la Revolución Industrial, los avances tecnológicos han ayudado a mejorar las condicionales laborales de los empleados y, en consecuencia, la gestión de las compañías y su eficiencia. Uno de los mayores avances de nuestro tiempo, y que la pandemia ha obligado a adoptar de forma acelerada, es la eliminación de barreras técnicas para el desempeño de determinados trabajos fuera de la oficina.

Esta modalidad ha ido acompañada, en muchos casos, de una mayor flexibilidad en la organización de la jornada laboral, no estando tan sujeta a un horario fijo, si no al cumplimiento de objetivos. Es lo que en Estados Unidos se ha bautizado como smart working.

Para realizar esta transición de la manera más trasparente posible y tener éxito en el teletrabajo, las empresas han de contar con herramientas que les permitan evaluar el desempeño y rendimiento de los empleados a través de los datos. La obtención de éstos, su análisis e interpretación facilita a los expertos en recursos humanos la toma de decisiones y afrontar los retos del smart working.

Beneficios de la analítica para el smart working
Gracias al empleo de técnicas de inteligencia artificial (IA), es posible automatizar una parte importante de las tareas relacionadas con la gestión de los recursos humanos y el talento de una organización. Soluciones como BesTalent IA by aggity permiten hacerlo de forma telemática y desde cualquier lugar, favoreciendo la puesta en marcha de medidas para el teletrabajo y la transformación digital de la compañía, y obteniendo beneficios para toda la organización. Un reciente informe los condensa en los siguientes puntos:

• Implantación rápida.

Este tipo de herramientas pueden empezar a utilizarse desde el primer día tras una breve formación. Los profesionales de recursos humanos tienen a su disposición varios modelos que les sirven de guía para plantear preguntas y enriquecerlos con cuestiones más particulares.

• Riqueza de la información.

Disponer de estos modelos facilita a los expertos la combinación de diferente información proveniente, por ejemplo, de distintos departamento o áreas geográficas.

• Mejora de la experiencia de usuario.

Las herramientas de gestión de recursos humanos basadas en analíticas de datos facilitan el acceso a informes sin necesidad de contar con un analista de datos. Esto se traduce en una mayor autonomía a la hora de realizar consultas sobre el desempeño de los empleados en la modalidad de smart working.

• Rethinking.

Los modelos preestablecidos en estas herramientas pueden enriquecerse o completarse añadiendo otros escenarios que hasta ahora no se habían completado. En el caso del smart working, por ejemplo, es posible introducir variables referentes a la flexibilidad horaria para evaluar el desempeño de los empleados de manera eficaz.

• Proceso de mejora continua.

Este tipo de soluciones permite acceder a la metodología de cálculo y, por tanto, mejorar el conocimiento sobre las causas y los resultados de las medidas aplicadas. Gracias a ello es posible llevar a cabo acciones dirigidas a mejorar, en este caso, los procesos del trabajo no presencial.

• Benchmarking de recursos humanos.

Herramientas como BesTalent IA by aggity se nutren de datos anónimos de otras empresas. Este conocimiento aporta información sobre lo que están haciendo otras empresas y con qué procesos están obteniendo mejores resultados en su adopción del smart working.

Relacionados

Entradas Recientes

Ciberseguridad