Cómo diseñar un plan de compensación estratégico

Plan_compensación_estratégico

Los planes de compensación estratégicos han de diseñarlos los responsables de recursos humanos teniendo en cuenta múltiples factores, pero siempre valorando las metas que persigue la compañía.

El uso de técnicas de inteligencia artificial (IA) facilita la medición, control y mejora de las compensaciones sin que intervengan cuestiones subjetivas

Cuando un trabajador se incorpora a una empresa firma un contrato en el que se detallan las condiciones en las que se va a establecer esa relación laboral. En ese documento han de especificarse el cargo y funciones del empleado, así como la retribución que va a recibir por el desempeño de su trabajo y resto de beneficios que va a percibir, y que no se restringen a la económica.

Junto al salario, hay otras recompensas o compensaciones que percibe un trabajador. Algunas de ellas pueden ser la flexibilidad horaria, programas de formación continúa y otro tipo de incentivos que le motivan para responder a los requerimientos de su empresa y a aumentar su rendimiento y satisfacción. Estos alicientes constituyen en muchos casos el aspecto diferencial para mejorar la competitividad de una organización, y al mismo tiempo atraer y retener talento.

Estos planes de compensación estratégicos han de diseñarlos los responsables de recursos humanos teniendo en cuenta múltiples factores, pero siempre valorando las metas que persigue la compañía y definiendo con claridad cuáles son esos beneficios que perciben los empleados. Estas recompensan pueden clasificarse en dos grupos.

  • Económicas: son las más importantes, pero no se limitan únicamente al salario. Los bonos como ‘premio’ a los buenos resultados individuales, de equipo o de la compañía también deberían contemplarse, así como otro tipo de retribuciones disponibles como tickets para restaurantes, transporte o guardería.
  • Sociales: junto a los beneficios estrictamente pecuniarios, hay otro tipo de compensaciones relacionadas directamente con la pertenencia a una compañía o el desempeño de un determinado puesto. En esta categoría están incluidos seguros médicos, planes de pensiones, formación, disponibilidad de coche de empresa o descuentos en la adquisición de determinados productos o servicios.

Beneficios adecuados y control de la efectividad

Una vez que se tienen claro cuáles son los objetivos de un plan de compensación estratégico, es necesario establecerlo teniendo en cuenta determinadas métricas. Solo así los responsables de recursos humanos podrán establecer los beneficios adecuados y, además, realizar un seguimiento de las medidas para comprobar que son efectivas.

El uso de técnicas de inteligencia artificial (IA) facilita su medición, control y mejora sin que intervengan cuestiones subjetivas. Para que esto sea así, la mejor opción es automatizar estas valoraciones con una solución como BesTalent IA by aggity. Esta plataforma de recursos humano ayuda a llevar a cabo de forma flexible y sencilla la planificación de la evaluación del desempeño y la dirección por objetivos.

La solución realiza un análisis de los resultados obtenidos por cada empleado y la posibilidad de efectuar las correcciones oportunas favoreciendo su desarrollo profesional. Junto a aspectos formales, se contemplan cuestiones económicas y se analiza si la política retributiva establecida por la compañía se ajusta a los resultados y, en caso contrario, corregirla y plantear otra más equitativa y motivadora.

La integración de IA en soluciones de evaluación del desempeño permite una mejor gestión del talento, favoreciendo el desarrollo de la carrera profesional de los empleados de manera mucho más acorde a sus aptitudes y objetivos y, en consecuencia, aumentando la productividad del negocio. El rendimiento se puede elevar hasta en un 42% en el conjunto de la organización.

Relacionados

Entradas Recientes

Transformación Digital
Plan_compensación_estratégico