Cómo reducir gastos en la gestión de RRHH

Para implementar un modelo de RRHH que sea práctico, eficiente y sostenible en costes es esencial que los datos con los que trabajen los especialistas sean de calidad, se recopilen y exploten de una manera adecuada.

Un estudio reciente recoge que el coste medio en España durante 2020 en la gestión de recursos humanos ascendió a 236 euros al año por empleado.

En estos casi dos años de pandemia la práctica totalidad de las empresas se han visto obligadas a redefinir sus estrategias, no solo de negocio, también de la gestión de los recursos humanos. Junto a las tareas propias de sus responsabilidades (nóminas, formación y desarrollo del talento…), los expertos de los departamentos RRHH se han enfrentado a un ajuste de los gastos para adaptarse a nuevos presupuestos.

Es lo que se conoce como Total Cost of Ownership (TCO), o coste total de propiedad, en referencia a la fórmula con la que se evalúan los costes y beneficios directos e indirectos relacionados, en este caso, con los recursos humanos. Esto incluye no solo los gastos de salarios y asociados a la nómina, también todos aquellos factores unidos intrínsecamente a la gestión de personal y aquellos que responden a las circunstancias, en este caso de la pandemia, un tiempo de retos para RRHH.

Un estudio reciente revela que en 2020 en España los equipos de RRHH de las empresas de tamaño medio invirtieron casi la mitad de su tiempo (45%) en actividades administrativas repetitivas, como la administración de nóminas (18%), de RRHH (14%) y la gestión de ausencias (13%). También recoge que el coste medio de gestión ascendió a 236 euros al año por empleado (297 euros si se incluyen costes ‘ocultos’).

IA aplicada al control de los gastos

En cualquier contexto, pero sobre todo en el actual, es necesario evaluar e identificar cada uno los costes asociados a la gestión administrativa de los recursos humanos para poder gestionarlos de la manera más optima y eficaz. Esto implica no solo considerar los gastos más evidentes también los menos visibles como:

• Disponibilidad de herramientas tecnológicas para el mantenimiento de la actividad y la gestión de los procesos relacionados con las funciones de recursos humanos (pago de nóminas, control de horarios, gestión de descansos y ausencias, etc.).

• Externalización de servicios para la automatización y gestión de procesos e instalaciones, así como para el cumplimiento de nuevas normativas y requerimientos legales en materia laboral.

• Capacidad de adaptación para sobrellevar situaciones que se escapan a cualquier plan de negocio, lo que implica una actualización constante de los empleados en todos los niveles para afrontar el futuro con más seguridad.

Para implementar un modelo de RRHH que sea práctico, eficiente y sostenible en costes es esencial que los datos con los que trabajen los especialistas sean de calidad y se recopilen y exploten de una manera adecuada por soluciones como BesTalent IA by aggity. Al tratarse de un software de gestión de recursos humanos basado en tecnologías de inteligencia artificial (IA), esta plataforma es capaz de aportar valor en todos los momentos de la relación del empleado con la empresa.

Gracias al uso de algoritmos predictivos aplicados al análisis y la interpretación de la actividad de los empleados en base a indicadores clave, es posible conseguir beneficios en la gestión de personal, la evaluación de su desempeño, la mejora de la productividad, así como en el uso de recursos externos para obtener los resultados deseados con un control adecuado de los gastos.

Relacionados

Entradas Recientes