Tecnología y modelos de trabajos híbridos

Tecnología y modelos de trabajos híbridos
Las empresas que opten por sistemas híbridos deben diseñar un plan que ofrezca flexibilidad y, al mismo tiempo, proporcione a los empleados las herramientas necesarias para desempeñar sus responsabilidades y mantener la productividad.

Un 65% de los trabajadores ha manifestado su preferencia por un modelo híbrido en el que se alterne el trabajo presencial con el remoto.

Desde hace año y medio, el mundo laboral ha experimentado un cambio significativo. Sobre todo en aquellos ámbitos en los que ha sido factible adoptar fórmulas de trabajo en remoto para seguir manteniendo la actividad y paliar los efectos de la pandemia. Este cambio ha impulsado a empresas de todo el mundo a rediseñar sus estrategias y emplear herramientas para garantizar la continuidad de su negocio.

Con la paulatina vuelta a algunos de los hábitos y rutinas anteriores a la covid-19, son muchas las compañías que han decidido apostar por modelos de trabajo híbridos, en los que se alternan la presencia de los empleados en las oficinas con jornadas de teletrabajo. Un sistema que algunas organizaciones ya habían implantado, pero que en estos meses ha experimentado un empujón definitivo.

Aunque el 66% de los trabajadores ha expresado el deseo de volver a sus puestos presenciales, según una encuesta realizada por Zoom, el 65% ha manifestado que lo ideal para ellos sería un modelo híbrido. De estos, el 33% prefiere trabajar principalmente desde la oficina y el 32% desde casa.

Flexibilidad y productividad
En este escenario, las empresas que opten por sistemas híbridos deben diseñar un plan que ofrezca flexibilidad y, al mismo tiempo, proporcione a los empleados las herramientas necesarias para desempeñar sus responsabilidades, tanto cuando acudan a la oficina como cuando opten por el trabajo en remoto. Unos recursos que también les aportarán autonomía para organizar su semana laboral y, por tanto, mantener la productividad.

Desde el punto de vista de las organizaciones, estas deben asegurarse de que sus empleados en remoto tienen la capacidad de completar sus actividades con la misma eficacia que lo harían de manera presencial y, a la vez, mantener la cultura de empresa que crea esa cohesión entre todos los integrantes de esta. Con el teletrabajo no debe perderse el contacto para mantener el sentido de grupo que muchas veces se genera en el trato personal diario.

Cuando se trata de gestionar el trabajo a distancia hay dos cuestiones críticas: favorecer la comunicación entre los empleados y la empresa, y la integración de herramientas que faciliten el control del horario laboral. La solución BestTalent IA by aggity para la gestión de recursos humanos es modular, siendo el cliente quien elige qué módulos necesita incorporar a su organización.

Gracias al empleo de técnicas de inteligencia artificial, es posible hacer frente a a estos retos y automatizar una parte importante de las tareas relacionadas con la gestión de los recursos humanos y el talento de una organización. Así como hacerlo de forma telemática y desde cualquier lugar, favoreciendo la puesta en marcha de medidas para el teletrabajo y la transformación digital de la compañía.

Relacionados

Entradas Recientes

Innovación continua en clave de resiliencia
Estrategia para generar leads